Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 14. Núm. 4.
Páginas 181-250 (Julio - Agosto 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
609
Vol. 14. Núm. 4.
Páginas 181-250 (Julio - Agosto 2018)
Reumatología Clínica en imágenes
DOI: 10.1016/j.reuma.2017.01.002
Acceso a texto completo
¿Otro tofo gotoso? Las múltiples caras del encondroma
Another gouty tophus? The many faces of the enchondroma
Visitas
609
Ismael Calero-Paniaguaa,b,
Autor para correspondencia
ismaelcaleropaniagua@yahoo.es

Autor para correspondencia.
, Julio Alberto Vicente-Rodrigoa, Daniel Soliva-Martínezc, Francisco Torrecillas-Fernándezd
a Servicio de Medicina Interna, Hospital General Virgen de la Luz, Cuenca, España
b Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), Salamanca, España
c Servicio de Radiodiagnóstico, Hospital General Virgen de la Luz, Cuenca, España
d Servicio de Anatomía Patológica, Hospital General Virgen de la Luz, Cuenca, España
Este artículo ha recibido
609
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Los tumores óseos primarios de las manos son raros (2-5%), siendo el más frecuente el encondroma1,2. Los encondromas suelen aparecer en la segunda década de la vida, pero pueden hacerlo a cualquier edad. El 50% se localiza en las falanges proximales, seguidas en frecuencia por los huesos metacarpianos y las falanges medias. Los pacientes suelen permanecer asintomáticos, aunque en ocasiones pueden presentar aumento de volumen y deformidad de los dedos, dolor o sufrir fracturas patológicas secundarias a la expansión y remodelado de la lesión. La presentación de múltiples encondromas se conoce como enfermedad de Ollier3,4.

Varón de 82 años diagnosticado de gota, consulta por tumoración en la segunda falange del tercer dedo de la mano izquierda de meses de evolución (fig. 1A y B). Dada la rareza de un tofo gotoso en dicha localización, se realizó radiografía simple (fig. 1C y D), objetivándose una lesión lítica expansiva. Posteriormente, se solicitó resonancia magnética nuclear (RMN), cuyos hallazgos eran sugestivos de malignidad (fig. 2A-C). Finalmente, se realizó biopsia, siendo diagnóstica de encondroma (fig. 2D).

Figura 1.

A y B) Tumoración multilobulada en la segunda falange del tercer dedo de la mano izquierda. C y D) Radiografía PA y lateral del tercer dedo de la mano izquierda; se visualiza una lesión lítica expansiva de gran tamaño, que insufla, adelgaza y destruye la cortical.

(0,14MB).
Figura 2.

A-C) Imágenes de RMN; lesión expansiva multilobulada que muestra festoneado endóstico y adelgazamiento cortical importante, hipointensa en T1 (corte axial) e hiperintensa en secuencia potenciada en T2 con supresión grasa (corte sagital) y en secuencia STIR (corte coronal). D) Biopsia de la tumoración en la que se visualiza cartílago maduro hialino (flechas), con áreas de degeneración mixoide (cabezas de flechas), compatible con encondroma.

(0,2MB).

El diagnóstico diferencial de una lesión en la mano como la que presentamos incluye, además del tofo gotoso intraóseo (descrito hasta en el 13,3% en artropatía úrica evolucionada)5,6 y del encondroma, otros tumores óseos como el condrosarcoma7, el condroblastoma de bajo grado, el fibroma mixoide, los quistes epidermoides, los fibromas no osificantes, la displasia fibrosa y el tumor de células gigantes8. Otras entidades a descartar serían los infartos óseos, los tumores pardos del hiperparatiroidismo9, los xantomas, los nódulos reumatoides y los granulomas sarcoideos10 o los relacionados con infecciones (sífilis, Borrelia, micobacterias)8.

En la radiografía, los encondromas se observan como lesiones redondeadas bien definidas con radiolucidez central en la diáfisis o la metáfisis. Pueden tener contorno lobulado, calcificaciones puntiformes e incluso festoneado del endostio, adelgazamiento cortical y fracturas patológicas cuando hay expansión importante2.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
M. Figl, M. Leixnering.
Retrospective review of outcome after surgical treatment of enchondromas in the hand.
Arch Orthop Trauma Surg, 129 (2009), pp. 729-734
[2]
M.I. O’Connor, L.W. Bancroft.
Benign and malignant cartilage tumors of the hand.
Hand Clin, 20 (2004), pp. 317-323
[3]
D.N. Hakim, T. Pelly, M. Kulendran, J.A. Caris.
Benign tumours of the bone: A review.
J Bone Oncol, 4 (2015), pp. 37-41
[4]
T.C. Pansuriya, H.M. Kroon, J.V. Bovee.
Enchondromatosis: Insights on the different subtypes.
Int J Clin Exp Pathol, 3 (2010), pp. 557-569
[5]
J.U. Monu, T.L. Pope Jr..
Gout: A clinical and radiologic review.
Radiol Clin North Am, 42 (2004), pp. 169-184
[6]
K.H. Ko, Y.C. Hsu, H.S. Lee, C.H. Lee, G.S. Huang.
Tophaceous gout of the knee: Revisiting MRI patterns in 30 patients.
J Clin Rheumatol, 16 (2010), pp. 209-214
[7]
M.D. Murphey, D.J. Flemming, S.R. Boyea, J.A. Bojescul, D.E. Sweet, H.T. Temple.
Enchondroma versus chondrosarcoma in the appendicular skeleton: Differentiating features.
Radiographics, 18 (1998), pp. 1213-1237
[8]
K. Melamud, J.L. Drape, D. Hayashi, F.W. Roemer, J. Zentner, A. Guermazi.
Diagnostic imaging of benign and malignant osseous tumors of the fingers.
Radiographics, 34 (2014), pp. 1954-1967
[9]
H.C. Chavin, A.A. Pisarevsky, C. Chavin, L. Koll, E.A. Petrucci.
Brown tumor as the initial manifestation of primary hyperparathyroidism.
Medicina (B Aires), 68 (2008), pp. 219-221
[10]
S.L. Moore, A.E. Teirstein.
Musculoskeletal sarcoidosis: Spectrum of appearances at MR imaging.
Radiographics, 23 (2003), pp. 1389-1399
Copyright © 2017. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Reumatología y Colegio Mexicano de Reumatología
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.