Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 14. Núm. 3.Mayo - Junio 2018
Páginas 125-180
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 14. Núm. 3.Mayo - Junio 2018
Páginas 125-180
Editorial
DOI: 10.1016/j.reuma.2018.02.011
Acceso a texto completo
Sexualidad y enfermedades reumáticas
Sexuality and rheumatic diseases
Visitas
264
Montserrat Romera Baures
Servicio de Reumatología, Hospital Universitari de Bellvitge, L’Hospitalet, Barcelona, España
Este artículo ha recibido
264
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto Completo

La Organización Mundial de la Salud define la salud sexual como un estado de bienestar físico, emocional, mental y social. La sexualidad se describe como una parte esencial de las personas, una parte integral del ser humano1.

Uno de los aspectos que pueden influir en la calidad de vida de los pacientes con enfermedades reumáticas es la sexualidad. La prevalencia de los problemas sexuales en las enfermedades reumáticas puede variar entre un 36 y un 70% y aumenta con la duración de la enfermedad2–5. Las causas son diversas. Problemas físicos o emocionales, alteraciones hormonales, algunos tratamientos y dificultades en las relaciones con la pareja, pueden contribuir a una vida sexual menos activa y a menudo menos satisfactoria6. En las fases de alta actividad puede existir una disminución del deseo sexual debido al dolor crónico, la fatiga y la rigidez. Por otro lado, la alteración de la imagen corporal por culpa de las deformidades puede conducir a una pérdida de la autoestima y a una disminución de la satisfacción sexual. El dolor durante las relaciones, la disfunción eréctil y la dificultad en ciertas posiciones son cuestiones físicas relacionadas también con la sexualidad que pueden desembocar en una pérdida de interés y en una disminución en la frecuencia de las relaciones sexuales5,7.

Se han descrito problemas sexuales específicos en diferentes enfermedades reumáticas como son la artritis reumatoide (AR)2,7, el síndrome de Sjögren8–10, el lupus eritematoso sistémico11,12, la esclerodermia13,14, la espondilitis anquilosante2,15,16, la artropatía psoriásica17 o la artrosis de cadera18,19, entre otras.

Los problemas sexuales en los pacientes con AR se han relacionado con la duración de la enfermedad, la pérdida de la movilidad y el dolor articular7. La disfunción eréctil en los hombres se correlaciona con la actividad o severidad de la enfermedad, el dolor y la fatiga. En las mujeres se añade la depresión, afectando al deseo sexual, a la excitación, al orgasmo y a la satisfacción sexual3,4. En pacientes con artritis idiopática infantil, la disfunción sexual se ha relacionado con la alteración de la imagen corporal20. En las mujeres con síndrome de Sjögren la sequedad vaginal y la vaginitis pueden producir dispareunia en el 40-50% de las pacientes21,22. Pero también puede existir dispareunia en la esclerodermia, en la AR y en el lupus eritematoso sistémico. En la esclerodermia, el fenómeno de Raynaud puede afectar a la lengua y a los pezones; la esclerosis de los dedos y las úlceras digitales pueden interferir tanto en el tacto como en la estimulación sexual. En los hombres con esclerosis sistémica, la disfunción eréctil se produciría por una disminución de la presión sanguínea en el pene debido a una afectación de los pequeños vasos23. Se han reportado casos de disminución de la libido, disfunción eréctil, eyaculación precoz y dificultad en el orgasmo en hombres con lupus eritematoso sistémico24. En las mujeres, la disfunción sexual se ha asociado a depresión y a una peor imagen corporal12. En la artropatía psoriásica el deterioro funcional, la disminución en la autoestima, trastornos de ansiedad, lesiones en zonas genitales y algunos tratamientos, pueden afectar a la sexualidad17. Algunos autores han indicado que los altos niveles de citocinas proinflamatorias, como el factor de necrosis tumoral alfa y la interleucina 1, que participan en la patogénesis de la psoriasis, están relacionados con la depresión que afecta a los pacientes con artropatía psoriásica. En los hombres la disfunción eréctil se ha relacionado con la arterioesclerosis25. En los pacientes con espondilitis anquilosante sus relaciones sexuales están afectadas por diferentes motivos. Tienen un gran impacto la función física, el dolor, la alta actividad de la enfermedad, la ansiedad y depresión y la falta de empleo16. En algunos casos de cauda equina se han descrito causas de impotencia26.

Las limitaciones en la actividad sexual son frecuentes en los pacientes afectos de artrosis de cadera. En un estudio realizado en 121 pacientes, el 67% de los encuestados referían tener problemas sexuales. Era más frecuente en mujeres y lo relacionaban con el dolor y la rigidez18. Otro de los aspectos referidos era la falta de comunicación entre los médicos y los pacientes. En un estudio retrospectivo más reciente, el 89% de los pacientes que habían sido sometidos a una artroplastia de cadera referían que la artrosis de cadera limitaba su vida sexual antes de la prótesis19. Según los datos de una revisión sistemática, la calidad de vida relacionada con la sexualidad después de una prótesis total de cadera mejora, pero la magnitud del efecto es muy variable (0-77%)27.

La falta de comunicación y comprensión de la enfermedad por parte de la pareja o, en ocasiones, demasiada atención por parte del conyugue por miedo de hacer daño físicamente, puede ser otro aspecto que dificulta las relaciones sexuales23,28.

En la atención del paciente reumático existe una falta de comunicación en lo que concierne a la sexualidad. Existen barreras por parte de los pacientes, bien por inseguridad para exponer el problema, bien por considerar que la sexualidad no es una enfermedad, bien por miedo de un posible juicio negativo por parte del médico o por creer que nada se puede hacer por los problemas sexuales29.

El tema de la sexualidad no suele abordarse habitualmente en las consultas30 y tampoco se hace referencia a ella en los cuestionarios utilizados para valorar la calidad de vida relacionada con la salud31,32.

La evaluación de los problemas sexuales requiere de instrumentos válidos y fiables, y que sean fáciles de aplicar33. En este sentido, se ha desarrollado en Francia un cuestionario con 10 preguntas sencillas sobre salud sexual en pacientes con AR, que ha sido validada en población del país vecino34.

Apenas existe información en nuestro medio acerca de la prevalencia de las disfunciones sexuales en las enfermedades reumáticas. La identificación de aquellas causas que pueden provocarlas es un reto, dado el gran número de factores que pueden influir. Un primer paso sería la utilización de cuestionarios autoadministrados, fiables y validados para poder detectarlas. Por ello, se ha puesto en marcha en la Unidad de Investigación de la Sociedad Española de Reumatología (SER) un proyecto para adaptar y validar en pacientes españoles con AR el cuestionario «Qualisex» desarrollado en Francia. Con este cuestionario se dispondrá de una herramienta que permitirá evaluar, tanto en práctica clínica como en investigación, este importante aspecto de la calidad de vida de nuestros pacientes. Se podrá utilizar en estudios observacionales y en ensayos clínicos para evaluar la eficacia de algunas intervenciones o incluso de nuevos tratamientos. También podría ser de interés utilizarlo en otras enfermedades reumáticas.

Las enfermedades reumáticas no deberían suponer ningún impedimento para mantener unas relaciones sexuales satisfactorias. Se debería recomendar planear la actividad sexual de acuerdo con el deseo y la condición física. Es fundamental la comunicación con la pareja sobre los sentimientos, deseos, juegos y necesidades sexuales. Hay que reconocer la importancia de los mimos, caricias y cualquier contacto físico.

Como consejos prácticos, se deberían evitar las temperaturas frías tomando una ducha o baño caliente, o utilizar una manta eléctrica para mantener una temperatura agradable. Es aconsejable estar descansado y relajado, tomar medicación para el dolor 30min antes de tener relaciones y utilizar gel lubrificante íntimo para disminuir las molestias durante el coito. Hay que evitar el tabaco y el alcohol. Se pueden recomendar aquellas posiciones sexuales más eficaces contra el dolor2,35,36 y recordar la importancia que tiene la confianza con los profesionales de la salud.

La parte más atractiva del cuerpo es la mente, y la actitud lo es todo.

Bibliografía
[1]
WHO: Sexual health document series. Geneva: World Health Organisation; 2006.
[2]
P. Elst, T. Sybesma, R.J. van der Stadt, A.P. Prins, W.H. Muller, A. den Butter
Sexual problems in rheumatoid arthritis and ankylosing spondylitis
Arthritis Rheum., 27 (1984), pp. 217-220
[3]
A.M. Abdel-Nasser, E.I. Ali
Determinants of sexual disability and dissatisfaction in female patients with rheumatoid arthritis
Clin Rheumatol., 25 (2006), pp. 822-830 http://dx.doi.org/10.1007/s10067-005-0175-0
[4]
K.A. Josefsson, G. Gard
Women's experiences of sexual health when living with rheumatoid arthritis- An explorative qualitative study
BMC Musculoskelet Disord., 11 (2010), pp. 1-8 http://dx.doi.org/10.1186/1471-2474-11-1
[5]
Y. Helland, I. Kjeken, E. Steen, T.K. Kvien, M.I. Hauge, H. Dagfinrud
Rheumatic diseases and sexuality: Disease impact and self-management strategies
Arthritis Care Res., 63 (2011), pp. 743-750
[6]
D. Xibillé-Friedmann, M. Alvarez-Fuentes, G. Flores-Flores, J. Gudiño-Quiroz, A. Cruz-Valdez
Percepción de la sexualidad en pacientes con enfermedades reumáticas: estudio piloto de casos y controles
Reumatol Clin., 1 (2005), pp. 20-24 http://dx.doi.org/10.1016/S1699-258X(05)72708-X
[7]
W.T.M. Van Berlo, H.B. van de Wiel, E. Taal, J.J. Rasker, W.C. Weijmar Schultz, M.H. van Rijswijk
Sexual functioning of people with rheumatoid arthritis: A multicenter study
Clin Rheumatol., 26 (2007), pp. 30-38 http://dx.doi.org/10.1007/s10067-006-0216-3
[8]
H. Isik, M. Isik, O. Aynioglu, D. Karcaaltincaba, A. Sahbaz, T. Beyazcicek
Are the women with Sjögren's Syndrome satisfied with their sexual activity?
Rev Bras Reumatol., 57 (2017), pp. 210-216
[9]
S. Maddali Bongi, A. del Rosso, M. Orlandi, M. Matucci-Cerinic
Gynaecological symptoms and sexual disability in women with primary Sjögren and sicca syndrome
Clin Exp Rheumatol., 31 (2013), pp. 683-690
[10]
R. Priori, A. Minniti, M. Derme, B. Antonazzo, F. Brancatisano, S. Ghirini
Quality of sexual life in women with primary Sjögren syndrome
J Rheumatol., 42 (2015), pp. 1427-1431 http://dx.doi.org/10.3899/jrheum.141475
[11]
M. García Morales, J.L. Callejas Rubio, M.I. Peralta-Ramirez, L.J. Henares Romero, R. Ríos Fernández, M.T. Camps García
Impaired sexual function in women with systemic lupus erythematosus: A cross-sectional study
[12]
R. Yin, B. Xu, L. Li, T. Fu, L. Zhang, Q. Zhang
The impact of systemic lupus erythematosus on women's sexual functioning. A systematic review and meta-analysis
Medicine (Baltimore)., 96 (2017), pp. 1-4 http://dx.doi.org/10.1016/j.mehy.2016.09.010
[13]
B. Levis, A. Burri, M. Hudson, M. Baron, B.D. Thombs, Canadian Scleroderma Research Group (CSRG)
Sexual activity and impairment in women with systemic sclerosis compared to women from a general population sample
PLoS One., 7 (2012), pp. 1-8
e52129
[14]
B. Levis, M. Hudson, R. Knafo, M. Baron, W.R. Nielson, M. Hill
Rates and correlates of sexual activity and impairment among women with systemic sclerosis
Arthritis Care Res (Hoboken)., 64 (2012), pp. 340-350 http://dx.doi.org/10.1002/acr.20696
[15]
T. Pirilidar, T. Müezzinoglu, S. Pirildar
Sexual function in ankylosing spondylitis a study of 65 men
[16]
E.L. Healey, K.I. Haywood, K.P. Jordan, A.M. Garratt, S. Ryan, J.C. Packham
Ankylosing spondylitis and its impact on sexual relationships
Reumatol., 48 (2009), pp. 1378-1381
[17]
P.S. Kurizky, L.M. Henrique da Mota
Sexual dysfunction in patients with psoriasis and psoriatic arthritis − A systematic review
Rev Bras Reumatol., 52 (2012), pp. 938-948
[18]
H.L.F. Currey
Osteoarthrosis of the hip joint and sexual activity
Ann rheum Dis., 29 (1970), pp. 488-493
[19]
C.J. Lavernia, J.M. Villa
High rates of interest in sex in patients with hip arthritis
Clin Orthop Relat Res., 474 (2016), pp. 293-299 http://dx.doi.org/10.1007/s11999-015-4421-8
[20]
J.C. Packham, M.A. Hall
Long-term follow-up of 246 adults with juvenile idiopathic arthritis: Education and employment
Rheumatology (Oxford), 41 (2002), pp. 1440-1443
[21]
F.N. Skopouli, S. Papanikolaou, V. Malamou-Mitsi, N. Papanikolaou, H.M. Moutsopoulos
Obstetric and gynaecological profile in patients with primary Sjögren syndrome
Ann Rheum Dis., 53 (1994), pp. 569-573
[22]
J.F. Van Nimwegen, S. Arends, G.S. van Zuiden, A. Vissink, G.M. Frans, F.G.M. Kroese
The impact of primary Sjögren's syndrome on female sexual function
Rheumatology, 54 (2015), pp. 1286-1293 http://dx.doi.org/10.1093/rheumatology/keu522
[23]
M. Ostensen
New insights into sexual functioning and fertility in rheumatic diseases
Best Pract Res Clin Rheumatol., 18 (2004), pp. 219-232 http://dx.doi.org/10.1016/j.berh.2004.01.002
[24]
M. Ostensen
Sexual and reproductive health in rheumatic disease
Nat Rev Rheumatol., 13 (2017), pp. 485-493 http://dx.doi.org/10.1038/nrrheum.2017.102
[25]
J. Cabete, T. Torres, T. Vilarinho, A. Ferrreira, M. Selores
Erectile dysfunction in psoriasis patients
Eur J Dermatol., 24 (2014), pp. 482-486 http://dx.doi.org/10.1684/ejd.2014.2388
[26]
C.C. Liu, Y.C. Lin, C.P. Lo, T.P. Chang
Cauda equina syndrome and dural ectasia: Rare manifestations in chronic ankylosing spondylitis
Br J Radiol., 84 (2011), pp. e123-e125 http://dx.doi.org/10.1259/bjr/45816561
[27]
R.T. Harmsen, T.M. Haanstra, I.N. Sierevelt, E.P. Jansma, P.A. Nolte, M.P. Nicolai
Does total hip replacement affect sexual quality of life?
BMC Musculoskelet Disord., 17 (2016), pp. 198 http://dx.doi.org/10.1186/s12891-016-1048-1
[28]
J. Hill, H. Bird, R. Thorpe
Effects of rheumatoid arthritis on sexual activity and relationships
Rheumatol., 42 (2003), pp. 280-286
[29]
Y. Helland, H. Dagfinrud, M.I. Haugen, I. Kjeken, H. Zangi
Patients perspectives on information an communication about sexual and relational issues in rheumatology health care
Musculoskeletal Care., 15 (2017), pp. 131-139 http://dx.doi.org/10.1002/msc.1149
[30]
Y. Helland, A. Garratt, I. Kjeken, T.K. Kvien, H. Dagfinrud
Current practice and barriers to the management of sexual issues in rheumatology: Results of a survey of health professionals
Scand J Rheumatol., 42 (2013), pp. 20-26 http://dx.doi.org/10.3109/03009742.2012.709274
[31]
L. Gossec, S. Paternotte, G.J. Aanerud, A. Balanescu, D.T. Boumpas, L. Carmona
Finalization and validation of the rheumatoid arthritis impact of disease score, a patient-derived composite measure of impact of rheumatoid arthritis: A EULAR initiative
Ann Rheum Dis., 70 (2011), pp. 935-942 http://dx.doi.org/10.1136/ard.2010.142901
[32]
J. Esteve-Vives, E. Batlle-Gualda, A. Reig
Spanish version of the Health Assessment Questionnaire (HAQ): Reliability, validity and transcultural equivalency Grupo para la Adaptación del HAQ a la Población Española
J Rheumatol., 20 (1993), pp. 2116-2122
[33]
J.C. Sierra, P. Vallejo-Medina, P. Santos-Iglesias, M. Lameiras
Validación del Massachusetts General Hospital-Sexual Functioning Questionnaire (MGH-SFQ) en población española
Aten Primaria, 44 (2012), pp. 516-526 http://dx.doi.org/10.1016/j.aprim.2012.02.004
[34]
L. Gossec, C. Solano, S. Paternotte, C. Beauvais, P. Guadin, G. von Krause
Elaboration and validation of a questionnaire (Qualisex) to asses the impact of rheumatoid arthritis on sexuality with patient involvement
Clin Exp Rheumatol., 30 (2012), pp. 505-513
[35]
C. Charbonnier, S. Chagué, M. Ponzoni, M. Bernardoni, P. Hoffmeyer, P. Christofilopoulos
Sexual activity after total hip arthroplasty: A motion capture study
J Arthroplasty., 29 (2014), pp. 640-647 http://dx.doi.org/10.1016/j.arth.2013.07.043
[36]
P.H. Almeida, Cd Castro Ferreira, P.S. Kurizky, L.F. Muniz, L.M. Mota
How the rheumatologist can guide the patient with rheumatoid arthritis on sexual function
Rev Bras Reumatol., 55 (2015), pp. 458-463 http://dx.doi.org/10.1016/j.rbr.2014.08.009
Copyright © 2018. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Reumatología y Colegio Mexicano de Reumatología
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?