Reumatología Clínica Reumatología Clínica
Reumatol Clin 2012;8:15-9 - Vol. 8 Núm.1 DOI: 10.1016/j.reuma.2011.04.009
Original breve
Granulomatosis con poliangeítis (Wegener). Descripción de 15 casos
Granulomatosis with polyangiitis (Wegener). Description of 15 cases
Melania Martínez-Morilloa,??, , Dolors Gradosa, Dolores Naranjo-Hansb, Lourdes Mateoa, Susana Holgadoa, Alejandro Olivéa
a Sección de Reumatología, Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, Barcelona, España
b Servicio de Anatomía Patológica, Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, Barcelona, España
Recibido 23 diciembre 2010, Aceptado 27 abril 2011
Resumen
Introducción

La granulomatosis con poliangeítis (GP) es una vasculitis necrosante de causa desconocida, que afecta a vasos de mediano y pequeño calibre. Se asocia a anticuerpos anticitoplasma de neutrófilo (ANCA). Afecta con más frecuencia a los aparatos respiratorio y renal, y la característica anatomopatológica más relevante es la presencia de granulomas necrosantes.

Objetivos

Detallar las características de una serie de 15 pacientes con GP diagnosticados en un centro universitario de referencia.

Pacientes y métodos

Diseño retrospectivo: entre 1984 y 2009 se diagnosticaron 15 pacientes con GP en nuestro centro. De todos ellos se obtuvieron de forma retrospectiva datos epidemiológicos, clínicos, analíticos, estudios anatomopatológicos y tratamiento recibido. Se consideró criterio de inclusión la biopsia diagnóstica de GP.

Resultados

Se diagnosticaron de GP 15 pacientes: 12 varones y 3 mujeres. Edad media en el momento del diagnóstico: 52,2 años (14-78). Antecedente de tabaquismo: 12 pacientes. Se practicó una biopsia que fue diagnóstica en todos los pacientes. Los ANCA resultaron positivos en 11 casos, y de éstos 6 correspondían a un patrón citoplasmático c-ANCA. Todos los pacientes tuvieron afectación pulmonar y siete (46%) tuvieron afectación renal. Todos los pacientes recibieron como tratamiento de inducción glucocorticoides endovenosos y ciclofosfamida. Cinco han fallecido.

Conclusiones

Las características clínicas de la presente serie no difieren de las descritas por otros autores. El antecedente de tabaquismo fue más frecuente de lo esperado. Los fármacos más utilizados fueron los glucocorticoides y la ciclofosfamida (oral y en emboladas). La evolución generalmente fue desfavorable, con brotes o complicaciones debidas al estado de inmunosupresión, con excepción de las formas localizadas. Es preciso mantener el tratamiento inmunosupresor de forma indefinida en la mayoría de los casos.

Abstract
Background

Granulomatosis with polyangiitis (GP) is a necrotizing vasculitis of unknown etiology that involves small and medium caliber vessels. It is associated with anti neutrophil cytoplasm antibodies (ANCA). It most often affects the respiratory tract and the kidneys and its most important pathologic feature is the presence of necrotizing granulomas.

Objectives

To detail the features of 15 patients with GP diagnosed in a university referral center.

Patients and methods

Retrospective study: between 1984 and 2009, 15 patients with GP were diagnosed in our center. Epidemiological, clinical, laboratory test as well as pathologic studies and treatment were retrospectively analyzed. Biopsy diagnosis of GP was considered as an inclusion criterion.

Results

Fifteen patients were diagnosed: 12 men and 3 women. Mean age at diagnosis: 52.2 years (14-78). 12 patients had a history of smoking. A biopsy was diagnostic in all patients. ANCA were positive in 11 cases, 6 had a cytoplasmic c-ANCA pattern. All patients had pulmonary involvement and seven (40%) had renal involvement. All patients received intravenous glucocorticoids and cyclophosphamide as induction therapy. During the disease progression 5 patients died.

Conclusions

The clinical features of this series do not differ from those described by other authors. However, a history of smoking is more common than expected. Frequently used drugs were glucocorticoids and cyclophosphamide (oral and pulse therapy). The course was usually unfavorable, with outbreaks or complications due to immunosuppression, except for those with limited forms. Immunosuppressive therapy should be maintained indefinitely in most cases.

Palabras clave
Granulomatosis con poliangeítis (Wegener), Vasculitis, Anticuerpos anticitoplasma de neutrófilo
Keywords
Granulomatosis with polyangiitis (Wegener), Vasculitis, Anti neutrophil cytoplasm antibodies
Introducción

La granulomatosis con poliangeítis (GP) es una vasculitis sistémica, de causa desconocida, que afecta a vasos de pequeño y mediano calibre. Se caracteriza por la afectación del aparato respiratorio y los riñones, pero puede afectar a otros órganos. Los anticuerpos anticitoplasma de neutrófilo (ANCA) son positivos con frecuencia y la característica histológica más relevante es la presencia de granulomas necrosantes. El diagnóstico se basa en las manifestaciones clínicas, la biopsia de los órganos afectados y la presencia de ANCA. Hoy en día se agrupa dentro de las vasculitis ANCA positivas1–4. Este tipo de vasculitis es poco frecuente en España y las series existentes incluyen número limitado de pacientes. A continuación, se describen las características clínicas, analíticas, iconográficas y el tratamiento recibido en una serie de 15 pacientes con GP, diagnosticados en un centro universitario de referencia.

Pacientes y métodos

Se revisaron retrospectivamente (1984-2009) las bases de datos de la sección de Reumatología (CIPPER), donde se registran todos los diagnósticos realizados en nuestra sección desde 1984, y la del servicio de anatomía patológica del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol: área de referencia de 850.000 habitantes. En nuestro centro, reumatología asume las colagenosis y las vasculitis, por lo que los pacientes son estudiados en nuestro servicio aunque no tengan manifestaciones articulares. Para completar la serie con pacientes estudiados en otros servicios tales como nefrología, se revisó la base de datos de anatomía patológica, que clasifica a los pacientes por diagnóstico anatomopatológico. En este periodo se diagnosticaron 15 pacientes con GP. Todos los pacientes cumplían los criterios de clasificación del Colegio Estadounidense de Reumatología (ACR) y del Consenso de Chapel Hill4–6. Se consideró criterio de inclusión la presencia de una biopsia diagnóstica. Se revisaron las historias clínicas físicas y electrónicas de todos los pacientes. Se recogieron las siguientes variables: datos epidemiológicos, manifestaciones clínicas, pruebas de imagen, tratamiento recibido y pruebas de laboratorio tales como el hemograma (Coulter), velocidad de sedimentación globular (VSG) (Westergren), proteína C reactiva (PCR) (nefelometría), bioquímica plasmática y urinaria, y los ANCA (inmunofluorescencia directa con kits Menarini; inmunoabsorción con ELISA por Phadia).

Resultados

En este periodo se diagnosticaron en la sección de reumatología 358 vasculitis. Cuarenta y cuatro casos pertenecían al subgrupo de vasculitis asociadas a ANCA: 16 poliangeítis microscópicas, 18 GW y 10 síndromes de Churg Strauss. La incidencia anual calculada de GW resultó de 0,6 por millón de habitantes.

Quince pacientes cumplieron criterios histológicos de GP: 12 varones (80%) y 3 mujeres (20%). La edad media en el momento del diagnóstico fue de 52,2 años (intervalo 14-78). El tiempo medio desde el inicio de los síntomas hasta el diagnóstico resultó de 3,5 meses (intervalo 0,5-14). El tiempo medio de seguimiento fue de 82,7 meses con un valor máximo de 426. Doce de los pacientes (80%) presentaban el antecedente de tabaquismo y uno inhalaba cocaína de forma habitual.

Las principales manifestaciones clínicas se recogen en las tablas 1 y 2. La mitad de los pacientes (53%) presentaron fiebre como uno de los síntomas de inicio y un 40% tenía un síndrome constitucional en el momento del ingreso al hospital7–9. La manifestación clínica más frecuente fue la afectación del aparato respiratorio. Trece presentaron afectación de la vía aérea superior y 11 presentaron afectación pulmonar. La sinusitis fue la alteración de la vía respiratoria superior más común, observada en 7 pacientes (46%), seguida de la rinorrea 4 (26%) y las costras nasales 3 (20%). Cuatro pacientes (26%) presentaron durante la evolución perforación del tabique nasal y dos, estenosis traqueal, que requirió intervención quirúrgica. La tos fue el síntoma respiratorio más habitual, presente en 10 casos (66%), seguido de la hemoptisis en 5 (33%). Dos pacientes (13%) presentaron un episodio de hemorragia pulmonar. Tres casos (20%) presentaron una forma de GP limitada (dos de la vía aérea superior y uno traqueal).

Tabla 1.

Principales series de granulomatosis con poliangeítis (Wegener) publicadas. Comparativa de manifestaciones clínicas, epidemiológicas e inmunológicas con nuestra serie

  Fauci7 (1983)  Anderson8 (1992)  Hoffman9 (1992)  Tural10 (1992)  González-Gay11 (1999)  Ríos-Blanco12 (2005)  Martínez-Morillo (2010) 
Número  85  265  158  13  15 
Años de inclusión  21  10  24  10  20  25 
Edad media  40,6  50  41  38,3  58,4  44  52,2 
Varones/mujeres  48/37  146/119  79/79  5/1  3/6  10/3  12/3 
Afectación orgánica
Fiebre  34  –  23  50  44  61  53 
Vía aérea superior  94  75  92  67  67  77  86 
Pulmón  94  63  90  50  78  69  73 
Riñón  85  60  77  50  89  61  40 
Sistema nervioso  50  –  15  17  –  54  53 
Cardiovascular  12  –  –  –  31  – 
Piel  45  25  46  33  44  23  40 
Ocular  58  14  15  –  –  15  13 
ANCA               
Positivos/investigados  –  –  –  4/6  6/7  6/9  11/12 
Tabla 2.

Resumen de las manifestaciones clínicas de los pacientes de la serie

Edad y sexo  ANCA  Aparato respiratorio  Renal  Piel  Ocular  Locomotor  Sistema nervioso 
33, varón  c-ANCA  Sinusitis, rinorrea y costras, nódulos cavitados, hemoptisis  Glomerulonefritis  Nódulos subcutáneos, úlceras, isquemia digital  Dacriocistitis  Artralgias-artritis  Multineuritis 
38, varón  c-ANCA  Granulomas, hemoptisis  Glomerulonefritis  Vasculitis cutánea  Conjuntivitis  Artralgias  No 
45, varón  desconocido  Sinusitis  Glomerulonefritis  Vasculitis cutánea  No  No  Mononeuritis múltiple 
51, varón  c-ANCA  Rinorrea y costras, tos, nódulos, hemoptisis  Insuficiencia renal  Vasculitis leucocitoclástica  No  No  Multineuritis 
60, varón  c-ANCA  Sinusitis, tos, nódulos  Glomerulonefritis  No  No  No  Multineuritis 
58, varón  c-ANCA  Rinorrea  Insuficiencia renal  No  No  No  Mononeuritis múltiple 
78, mujer  c-ANCA  Rinorrea y costras  No  Paniculitis  No  No  Parálisis motor ocular externo 
66, varón  Negativo  Estenosis bronquial, tos, nódulos  No  Úlcera cutánea  No  No  No 
60, mujer  p-ANCA  Rinorrea y costras, sinusitis, hemoptisis  No  No  No  No  Hipoacusia neurosensorial 
68, varón  p-ANCA  Sinusitis, tos, granulomas  No  No  No  No  Hidrocefalia por plexitis y ependimitis 
48, varón  c-ANCA  Estenosis traqueal, nódulos, hemoptisis  No  No  No  No  No 
67, varón  c-ANCA  Tos, nódulos  No  No  No  No  No 
33, mujer  p-ANCA  Destrucción tabique nasal  No  No  No  No  No 
64, varón  Desconocido  Sinusitis, tos, nódulos, hemoptisis  No  No  No  No  No 
14, varón  Desconocido  Estenosis bronquial y traqueal, tos rinorrea, hemoptisis  No  No  No  No  No 

La afectación neurológica se observó en 8 pacientes (53%) y fue segunda en frecuencia. En 7 casos (46%) se afectó el sistema nervioso periférico: mononeuritis múltiple (5), parálisis del motor ocular externo (1) e hipoacusia neurosensorial (1). Un único paciente (6%) presentó afectación del sistema nervioso central como manifestación inicial de la enfermedad, en forma de plexitis y ependimitis con hidrocefalia secundaria que requirió ventriculostomía y drenaje.

La afectación renal fue frecuente, interesando a 7 pacientes (46%). Todos presentaron una glomerulonefritis necrosante. Cinco de ellos (33%) tenían proteinuria, aunque sólo uno de rango nefrótico y 4 hematuria (26%). De los 7 pacientes con afectación renal, 4 evolucionaron a insuficiencia renal crónica (26%) y uno de ellos requirió hemodiálisis (6%).

Las manifestaciones cutáneas se presentaron en 6 pacientes (un 40%): 3 vasculitis leucocitoclásticas, 2 úlceras vasculíticas y 1 paniculitis. Otros sistemas menos afectados fueron el ocular (2, un 13%) y el musculoesquelético (2). Un paciente presentó conjuntivitis y otro, dacriocistitis. Dos pacientes (13%) presentaron artralgias de grandes articulaciones. La afectación gastrointestinal y la cardiovascular no estuvieron presentes.

Respecto a las pruebas de imagen más de la mitad de nuestros pacientes (10 de 15, un 66%) presentó alteraciones en la radiografía de tórax. La más común fue la presencia de nódulos pulmonares (80%), seguidos de los infiltrados mayoritariamente bilaterales (50%). Sólo uno de los pacientes presentó derrame pleural. Se practicó una tomografía computarizada en 8 pacientes; en todos se confirmó la presencia de nódulos y en cuatro de ellos (50%) se evidenció cavitación.

En las pruebas de laboratorio, en el momento del diagnóstico todos los pacientes tenían anemia con una media de hemoglobina de 10,6g/dl. Siete pacientes (46,6%) presentaban leucocitosis con una cifra media de 15.400 x 109/l y 5 casos (33,3%) trombocitosis, con una media de plaquetas de 523.000 x 109/l. La VSG y la PCR estaban elevadas en el 90% de los casos, con una media de 65,3mm/h y 37,6 en mg/l (N<5mg/l), respectivamente. Los ANCA fueron positivos en 11 casos (73%), negativos en 1 caso (6,6%) y desconocidos en 3 casos (20%). De los ANCA positivos, 6 (54%) fueron c-ANCA con especificidad a proteinasa 3, 3 (27%) p-ANCA con especificidad a mieloperoxidasa y el resto, indeterminados.

Se realizaron 30 biopsias. Sólo 21 de las mismas (70%) fueron compatibles con GP, el resto fueron no concluyentes. El órgano más biopsiado fue el pulmón: 5 biopsias. Cuatro evidenciaron neumonitis granulomatosa necrosante con vasculitis de vasos de pequeño y mediano tamaño. Se realizaron 5 biopsias de las fosas nasales. Tres de ellas evidenciaban vasculitis necrosante con granulomas. Las 2 restantes presentaban tejido de granulación, con necrosis fibrinoide en vasos de pequeño y mediano calibre, sin mostrar granulomas. Respecto a las biopsias de vía aérea (suponen un total de 4), se observó traqueítis granulomatosa en las 2 realizadas en la tráquea y necrosis con tejido de granulación con abundantes histiocitos y células multinucledas en las 2 muestras bronquiales (fig. 1). Se realizaron 4 biopsias renales. Todas ellas evidenciaron vasculitis necrosante, dos de ellas con proliferación extracapilar. No se evidenciaron granulomas. En 2 casos se practicó una biopsia cutánea de lesiones purpúricas. Una de ellas evidenció una vasculitis leucocitoclástica y la otra una vasculitis granulomatosa con ulceración epidérmica. Un paciente fue diagnosticado de mononeuritis múltiple y la biopsia muscular puso de manifiesto vasculitis con necrosis fibrinoide de arteriolas intramusculares. De las biopsias que resultaron no concluyentes o inespecíficas, 3 pertenecían al pulmón, 2 a la vía aérea, 3 nasales y 1 de nervio sural.

Figura 1.
(0.26MB).

Vasculitis granulomatosa necrosante con células gigantes multinucleadas en arteriola pulmonar (HE × 400). Fotografía realizada por la Dra. Naranjo-Hans del servicio de anatomía patológica del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de uno de los pacientes de la serie.

Todos los pacientes recibieron como tratamiento de inducción glucocorticoides por vía endovenosa en dosis de 1mg/kg/día y ciclofosfamida. En 7 casos (46%) los glucocorticoides se administraron en forma de emboladas de 0,5-1g y la ciclofosfamida en 4 casos (26%) fue administrada por vía endovenosa y 11 (74%) por vía oral en dosis de 2mg/kg/día. El tratamiento durante la fase de mantenimiento se realizó con glucocorticoides (7), micofenolato de mofetilo (4), rituximab (2) y azatioprina (2). Uno de los pacientes, durante un brote con afectación renal, requirió plasmaféresis. En la actualidad se mantiene el seguimiento de 7 pacientes (46%). Dos permanecen sin tratamiento inmunosupresor y 5 están en tratamiento con micofenolato de mofetilo en dosis media de 810mg/día (4) y azatioprina en dosis de 150mg/día (1). Los 5 reciben simultáneamente glucocorticoides en dosis media de 3mg/día (2,5-10). Dos pacientes precisaron de intervención quirúrgica de vía aérea superior y un paciente se trata con hemodiálisis. Cinco fallecieron por complicaciones de la enfermedad o del tratamiento inmunosupresor.

Discusión

La GP es una entidad poco frecuente. La incidencia anual en nuestra área de referencia es de de 0,6 casos por cada millón de habitantes. Este hecho explica el limitado número de pacientes obtenidos en un solo centro hospitalario durante un periodo de 25 años. Este dato contrasta con la mayor incidencia hallada por González-Gay et al10 (Lugo), quien recoge 9 pacientes durante 10 años. Estas diferencias podrían deberse al hecho que en nuestra zona de referencia existen varios hospitales comarcales a los que podrían consultar los pacientes, o a lo estricto de nuestro criterio de inclusión.

Las características demográficas son similares a las de las otras series descritas7,10–14. Es destacable una mayor prevalencia de tabaquismo entre los pacientes estudiados, que alcanza el 80%, dato no descrito en ninguna de las otras series. La prevalencia de fumadores en España se sitúa entre el 29-34%. La mayoría de los pacientes fueron varones, lo que contrasta con datos de otras series, que no objetivan diferencias significativas en el género o describen un discreto predominio en varones. La edad media de presentación coincide con la del resto de las series, en torno a la cuarta o quinta décadas de la vida7,10–14.

Llama la atención la baja incidencia de afectación cardiovascular comparada con la serie española de Ríos-Blanco et al14. No obstante, en el resto de series también se describen porcentajes de afectación cardiovascular similares al del presente trabajo. Otro dato a destacar es la mayor prevalencia de afectación neurológica que renal, no observada en otras series. El resto de las manifestaciones clínicas tienen una frecuencia similar a la observada en el resto de series publicadas; la afectación de la vía respiratoria es la más frecuente7,10–14.

En cuanto a las pruebas de imagen las alteraciones más descritas en la radiografía de tórax y en la tomografía computarizada fueron los nódulos (en un 50% de los casos eran cavitados) y los infiltrados, datos que no difieren de los descritos en otras series7,10.

La determinación de los ANCA es una prueba diagnóstica fundamental, pese a no estar incluida en los criterios de clasificación del ACR o del Consenso de Chapel Hill4–6. Se estima que la sensibilidad diagnóstica de los c-ANCA es del 66% y la especificidad del 98%. Tal como reflejan otros trabajos la presencia de ANCA positivos es muy habitual, encontrándose entre el 85 y el 91% de los pacientes investigados. Asimismo, se evidencia el predominio del patrón citoplasmático (6 de 11) sobre el perinuclear (3 de 11)7,13,14.

Se realizaron un total de 30 biopsias en los 15 pacientes. Únicamente en 21 de las mismas se hallaron alteraciones compatibles con GP. De las biopsias que resultaron no concluyentes o inespecíficas, 3 pertenecían al pulmón, 3 a la vía aérea, 3 nasales y 1 de nervio sural. Todas las biopsias renales realizadas fueron diagnósticas y ninguna demostró granulomas. Esto concuerda con los datos descritos por Davaney et al15, quienes consideran las biopsias pulmonares transbronquiales y las de fosas nasales de escasa rentabilidad. Sin embargo, las biopsias renales son muy rentables, aunque en escasas ocasiones evidencien granulomas.

El tratamiento estándar de la GP durante la fase de inducción consiste en la combinación de glucocorticoides en una dosis de 1mg/kg/día y ciclofosfamida por vía oral o intravenosa. Todos los pacientes incluidos recibieron este tratamiento. Respecto de la fase de mantenimiento existen muchas más discrepancias. Los pacientes descritos recibieron glucocorticoides únicamente o en combinación con micofenolato de mofetilo (4), rituximab (2) y azatioprina (2).

Las limitaciones del presente estudio son: el carácter retrospectivo y el limitado número de pacientes por la baja incidencia de esta enfermedad.

En conclusión, se presentan un total de 15 pacientes diagnosticados de GP. Las características clínicas de la presente serie no difieren de las descritas por otros autores. Cabe destacar la frecuencia de tabaquismo, no referenciado en otras series. La determinación de los ANCA fue positiva en el 91% de los pacientes. Los fármacos más utilizados en el tratamiento de la GP fueron los glucocorticoides y la ciclofosfamida. La evolución fue desfavorable, con brotes o complicaciones debidas al estado de inmunosupresión, con excepción de las formas localizadas. Fue preciso mantener el tratamiento inmunosupresor de forma indefinida en la mayoría de los casos.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
1
H. Klinger
Grenzformen der periarteritis nodosa
Frankfurt Ztschr Pathol, 42 (1931), pp. 455-480
2
F. Wegener
Über generalisierte, septische Gefässerkrankungen
Verhandl Deutsch Gesellsch Pathol, 29 (1936), pp. 202-210
3
G.C. Goodman,J. Churgh
Wegener's granulomatosis; pathology and review of literature
Arch Pathol, 58 (1954), pp. 533-553
4
J.C. Jennette,R.J. Falk,K. Andrassy
Nomenclature of systemic vasculitides: proposal of an international consensus conference
Arthritis Rheum, 37 (1994), pp. 187-192
5
L.E. Calabresse,B.A. Michel,D.A. Bloch
The American College of Rheumatology 1990 criteria for the classification of hypersensitivity vasculitis
Arthritis Rheum, 33 (1990), pp. 1094-1100
6
R.Y. Leavitt,A.S. Fauci,D.A. Bloch
The American College of Rheumatology 1990 criteria for the classification of Wegener's granulomatosis
Arthritis Rheum, 33 (1990), pp. 1101-1107
7
G.S. Hoffman,G.S. Kerr,R.Y. Leavitt,C.W. Hallahan,R.S. Levobics,W.D. Travis
Wegener granulomatosis: an analysis of 158 patients
Ann Intern Med, 116 (1992), pp. 488-498
13
C. Tural,A. Cuxart,X. Bertrán,X. Puigdengoles,A. Segura,C. Rey-Joly
Granulomatosis de Wegener: descripción de 6 pacientes
Med Clin, 99 (1992), pp. 63-66
8
L. Calabresse,G. Duna
Vasculitis asociada con anticuerpos contra el citoplasma de los neutrófilos
Kelley Tratado de reumatología, pp. 1371-1392
9
O. Vera-Lastra,A. Olvera-Acevedo,A. McDonald-Vera,M. Pacheco-Ruelas,J.A. Gayosso-Rivera
Granulomatosis de Wegener, abordaje diagnóstico y terapéutico
Gac Méd Méx, 146 (2009), pp. 121-129
10
M. González-Gay,C. García-Porrúa
Systemic vasculitis in adults in northwestern Spain, 1988-1997
Medicine (Baltimore), 78 (1999), pp. 292-308
11
A.S. Fauci,B.F. Haynes,P. Katz,S.M. Wolff
Wegener's granulomatosis: prospective clinical and therapeutic experience with 85 patients for 21 years
Ann Intern Med, 98 (1983), pp. 76-85
12
G. Anderson,E.T. Coles,M. Crane,A.C. Douglas,A.R. Gibbs,D.M. Geddes
Wegener's granuloma. A series of 265 British cases seen between 1975 and 1985. A report by a sub-committee of the British Thoracic Society Research Committee
Q J Med, 83 (1992), pp. 427-438
14
J.J. Ríos Blanco,J. Gómez-Cerezo,E. Vázquez-Muñoz,I. Suárez-García,M. López-Rodríguez,L. Yébenes
Clinical-biological and radiological study of Wegener's granulomatosis in a university hospital
Rev Clin Esp, 205 (2005), pp. 367-373
15
K.O. Davaney,W.D. Travis,G. Hoffman,R. Leavitt,R. Lebovics,A.S. Fauci
Interpretation of head and neck biopsies in Wegener's granulomatosis: a pathologic study of 126 biopsies in 70 patients
Am J Surg Pathol, 14 (1990), pp. 555-564
Autor para correspondencia. (Melania Martínez-Morillo melaniamm@gmail.com)
Copyright © 2010. Elsevier España, S.L.
Reumatol Clin 2012;8:15-9 - Vol. 8 Núm.1 DOI: 10.1016/j.reuma.2011.04.009
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.