Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 12. Núm. 6.
Páginas 351-353 (Noviembre - Diciembre 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 12. Núm. 6.
Páginas 351-353 (Noviembre - Diciembre 2016)
Reumatología clínica en imágenes
DOI: 10.1016/j.reuma.2015.09.005
Acceso a texto completo
Artropatía por pirofosfato cálcico como causa de hombro doloroso: valor de la ecografía en el abordaje diagnóstico
Pyrophosphate arthropathy causing shoulder pain: Value of ultrasound in its therapeutic approach
Visitas
...
Mónica M. Román Sastre
Autor para correspondencia
monikamrs@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, M. Luisa Vega González
Servicio de Radiodiagnóstico, Hospital Clínico Universitario San Carlos, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Mujer de 77 años que acude por dolor e impotencia funcional, para la abducción y rotación interna del hombro derecho de varios meses de evolución, reagudizado en las 2 últimas semanas.

En la ecografía realizada inicialmente para descartar afección del manguito rotador (fig. 1) se observan signos de tendinopatía del supraespinoso con una pequeña rotura parcial y características calcificaciones de depósito de pirofosfato en la articulación acromio-clavicular y en el cartílago de la cabeza humeral, siguiendo el contorno de esta.

Figura 1.

A) Derrame articular y calcificaciones en la articulación acromioclavicular. B) Calcificaciones del cartílago humeral (condrocalcinosis). C) Erosiones subcondrales y rotura subaguda-crónica de la porción anterior del supraespinoso (adelgazamiento tendinoso a la compresión).

(0,21MB).

Se realiza, también, radiografía simple (fig. 2), en la que existen cambios degenerativos de la articulación glenohumeral, además de condrocalcinosis del cartílago humeral y de la articulación acromioclavicular.

Figura 2.

Osteofitosis de la cabeza humeral en relación con cambios degenerativos en la articulación glenohumeral (flechas gruesas). Calcificación de la articulación acromioclavicular y del cartílago humeral (flechas finas). No se observan calcificaciones tendinosas ni pinzamiento subacromial.

(0,08MB).
Discusión

Los depósitos de pirofosfato cálcico se producen casi exclusivamente dentro o alrededor de las articulaciones, existiendo calcificaciones en el espesor de los cartílagos articulares, meniscos, sinovial y tejidos periarticulares1,2. Si bien el depósito de cristales de pirofosfato es casi exclusivo del cartílago hialino, el fibrocartílago y las áreas de metaplasia condroide, se ha descrito de forma excepcional casos de depósito extraarticular similar a tofos, así como en tendones y bursas.

Sin embargo, el depósito de cristales en el cartílago no es exclusivo del pirofosfato, habiéndose descrito también en el caso del urato monosódico3.

Los depósitos (condrocalcinosis) pueden ser asintomáticos, asociarse a manifestaciones articulares degenerativas o producir artritis episódica aguda (seudogota)1.

Debe diferenciarse de la tendinopatía por depósito, principalmente de hidroxiapatita (y menos frecuentemente, de urato monosódico o de pirofosfato cálcico)3 en la que el depósito de cristales es intratendinoso pudiendo producir rotura del suelo del tendón, y extenderse al interior de la bolsa subacromial (fig. 3).

Figura 3.

Artropatía por depósito de hidroxiapatita. (a) Calcificaciones intratendinosas (ver flecha). (b) Calcificación en suelo de bolsa subacromial. (c) Pequeñas calcificaciones en porción anterior del SE y una de ellas (ver flecha) en el interior de bolsa subacromial). (d) Calcificación tendinosas del supraespinoso en radiografía simple.

(0,24MB).

Ambos procesos son susceptibles de ser diagnosticados precozmente mediante ecografía, ya que esta permite evaluar la característica ubicación y extensión de las calcificaciones4,5; la radiografía simple, además, permite diferenciar los cambios degenerativos de la articulación glenohumeral en relación con artropatía por pirofosfato de la artropatía secundaria a desgarro del manguito rotador2,4-7.

La prevalencia es del 3,7-17,5% para la condrocalcinosis radiológica (según el grupo de edad que tomemos como referencia)1, y del 2,7-20% para la tendinopatía calcificante8, si bien en nuestra experiencia es mucho más frecuente el depósito de pirofosfato (3/1), debido probablemente a la detección precoz de las calcificaciones de la articulación acromio-clavicular en la ecografía.

Conclusión

La entidad clínica del «hombro doloroso» suele ser abordada por diversos especialistas, con lo cual con frecuencia el diagnóstico se demora o se realiza un diagnóstico etiológico incorrecto que puede dificultar el abordaje terapéutico. Asimismo, a menudo se solicitan múltiples pruebas de imagen que no siempre son necesarias.

La ecografía y la radiografía de hombro valoradas conjuntamente facilitan el manejo del hombro doloroso al proporcionar un adecuado y precoz diagnóstico diferencial.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
P. Richette, T. Bardi, M. Doherty.
An update on the epidemiology of calcium pyrophosphate dehydrate crystal deposition disease.
Rheumatology, 48 (2009), pp. 711-715
[2]
N. Magarelli, R. Amelia, N. Melillo, M. Nasuto, F. Cantatore, G. Guglielmi.
Imaging of chondrocalcinosis: Calcium pyrophosphate dehydrate (CPPD) crystal deposition disease imaging of common sites of involvement.
Clin Exp Rheumatol., 30 (2012), pp. 118-125
[3]
D. Fodor, A. Albu, C. Gherman.
Crystal-associated synovitis- ultrasonographic feature and clinical correlation.
Ortop Traumatol Rehabil, 10 (2008), pp. 99-110
[4]
E. Filippucci, L. di Geso, R. Girolimetti, W. Grassi.
Ultra sound incristal-related arthritis.
Clin Exp Rheumatol, 32 (2014), pp. S42-S47
[5]
V.G. Barskova, F.M. Kudaeva, L.A. Bozhieva, A.V. Smirnov, A.V. Volkov, E.L. Nasonov.
Comparison of three imaging techniques in diagnosis of chondrocalcinosis of the knees in calcium pyrophosphate deposition disease.
Rheumatology (Oxford), 52 (2013), pp. 1090-1094
[6]
F.M. MacQueen, A. Doyle, N. Dalbeth.
Imaging in the crystal arthropathies.
Rheum Dis Clin North Am, 40 (2014), pp. 231-249
[7]
F. Paparo, E. Fabbro, G. Ferrero, R. Piccazzo, M. Revelli, D. Camellino, et al.
Imaging Studies of crystalline arthritides.
Reumatismo, 63 (2012), pp. 263-275
[8]
H.K. Ea, F. Lioté.
Diagnosis and clinical manifestations of calcium pyrophosphate and basic calcium phosphate crystal deposition diseases.
Rheum Dis Clin North Am, 40 (2014), pp. 207-229
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Reumatología y Colegio Mexicano de Reumatología
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.