Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 12. Núm. 2.
Páginas 85-90 (Marzo - Abril 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
3684
Vol. 12. Núm. 2.
Páginas 85-90 (Marzo - Abril 2016)
Original breve
DOI: 10.1016/j.reuma.2015.03.007
Acceso a texto completo
Enfermedad de Behçet pseudotumoral
Pseudotumoral Behçet's disease
Visitas
3684
Sara Alonsoa, Anne Riveros-Frutosb,
Autor para correspondencia
anne.riveros@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Melania Martínez-Morillob, Laia Grau-Ferrerc, Cristina Carratod, Alejandro Olivéb
a Sección de Reumatología, Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo, España
b Servicio de Reumatología, Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, Badalona, España
c Servicio de Neurología, Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, Badalona, España
d Servicio de Anatomía patológica, Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, Badalona, España
Este artículo ha recibido
3684
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Características clínicas de los casos descritos en la literatura
Resumen

La enfermedad de Behçet es una vasculitis caracterizada por úlceras bucales y genitales. La afectación neurológica o neuro-Behçet es una manifestación infrecuente, de predominio en el género masculino y que aparece de 2 a 4 años después de la primera manifestación clínica.

El neuro-Behçet cursa ocasionalmente lesiones cerebrales pseudotumorales. Presentamos 2 casos de pacientes diagnosticados de neuro-Behçet tras la detección de lesiones cerebrales pseudotumorales y se realiza una revisión de la literatura.

Palabras clave:
Enfermedad de Behçet
Neuro-Behçet
Lesiones cerebrales pseudotumorales
Abstract

Behçet‘s disease is a systemic vasculitis characterized by the presence of oral and genital ulcers. Neurological involvement or neuro-Behçet is an uncommon manifestation. It manifestation has predominance in the male gender appearing 2 to 4 years after the first clinical manifestation.

However, neuro-Behçet disease sometimes occurs with pseudotumoral brain lesions. Herein, we present the cases of two patients diagnosed with neuro-Behçet after detection of pseudotumoral brain lesions. A review of the literature is performed.

Keywords:
Behçets disease
Neuro-Behçets disease
Pseudotumotal brain lesions
Texto completo
Introducción

La enfermedad de Behçet (EB) es una vasculitis sistémica, recurrente, cuyo diagnóstico se realiza mediante criterios clínicos1. La afectación neurológica, aunque infrecuente, es una de las causas de mayor morbimortalidad y se incluye en el diagnóstico diferencial de las enfermedades inflamatorias o desmielinizantes del SNC.2 El neuro-Behçet (NB) es más común en varones y su frecuencia varía según las series entre el 1 y el 59%1–5. La afectación neurológica aparece con frecuencia a los 5 años después del diagnóstico de la EB2, pero puede ser una forma de inicio de la enfermedad, enmascarando el diagnóstico por su presentación atípica1,3. La afectación puede ser parenquimatosa o extraparenquimatosa y en raras ocasiones se describe la presentación en forma de una lesión pseudotumoral2,4,6–14.

A continuación, presentamos 2 casos de pacientes diagnosticados de NB, tras la detección de lesiones cerebrales pseudotumorales.

Casos clínicosCaso1

Varón de 63 años, que consultó por alteración de conducta en forma de irritabilidad, agresividad y labilidad emocional, así como dificultad para la marcha y agrafia de un mes de evolución. En la anamnesis el paciente refería historia de úlceras orales recurrentes de 35 años de evolución y genitales en los últimos 6 meses, acompañadas de foliculitis en región genital y extremidades inferiores. En la exploración física se constató desorientación temporoespacial, bradipsiquia, paresia faciobraquiocrural derecha 4/5 y marcha lateralizada a la derecha, junto a úlceras orales y genitales. En las pruebas de laboratorio destacaban: reactantes de fase aguda elevados, serologías para Brucella, sífilis, VHB, VHC, VIH negativas, y estudio de autoinmunidad negativo. Se cursó HLA B51 que resultó positivo. La resonancia magnética nuclear (RMN) cerebral evidencio una lesión ocupante de espacio en el tálamo izquierdo (fig. 1.1). La angiografía de troncos supraaórticos evidenció angioesclerosis de pequeño vaso y afectación ateromatosa de las bifurcaciones carotídeas, así como aneurismas saculares e infundibulares con imágenes de ovillos vasculares en el territorio carotídeo izquierdo, sugestivos de vasculitis. La tomografía toracoabdominal resultó normal. La punción lumbar dio salida a un líquido cefalorraquídeo cristalino con discreta proteinorraquia, sin presencia de bandas oligoclonales. Ante sospecha de NB, se iniciaron pulsos de metilprednisolona seguidas de prednisona oral (1mg/kg/día), colchicina 1mg/12h y azatioprina oral (2mg/kg/día). El paciente presentó mejoría clínica, con desaparición de las úlceras genitales y recuperando su déficit neurológico. Tras 3 meses de tratamiento, se realizó RMN cerebral de control que evidenció una completa resolución de la lesión (fig. 1.2). Tras 15 años de seguimiento, el paciente se encuentra asintomático de la clínica neurológica, sin tratamiento alguno, no obstante ha presentado de forma esporádica aftas bucales que mejoraron con colchicina.

Figura 1a–h.

Caso 1: RMN axial FLAIR mostrando lesión hiperintensa en tálamo izquierdo (a). Dos meses después con resolución completa de la lesión (b).

Caso 2: RMN axial FLAIR mostrando una lesión hiperintensa en la sustancia blanca izquierda del área frontoparietal extendiéndose hasta córtex y cuerpo calloso con realce tras gadolinio (c). Después de veinte días de corticoterapia una nueva RMN mostró una importante reducción del componente hiperintenso (d). Hallazgos histopatológicos de la biopsia cerebral que muestran un infiltrado linfocítico perivascular con afectación de los vasos sanguíneos (hematoxilina-eosina) (e). Infiltrado inflamatorio granulomatoso (hematoxilina-eosina), (f). Imagen de PET cerebral con metionina, que evidencia depósito parasagital de C11-metionina sugerente de posible linfoma (g y h).

(0,33MB).
Caso 2

Mujer de 35 años que consultó por crisis convulsiva generalizada. Refería clínica de parestesias en región malar derecha de dos meses de evolución. La exploración física fue normal. En la analítica destacó: elevación de reactantes de fase aguda, serologías virales para VIH, VHB, VHC negativas, y estudio de autoinmunidad negativo. La RMN craneal evidenció una lesión infiltrativa intraparenquimatosa que afectaba al área frontoparietal izquierda con realce de la captación tras la administración de gadolinio (fig. 1.3), que fue informada como tumor cerebral. Se practicó una punción lumbar: líquido claro acelular, con discreta hiperproteinorraquia, sin presencia de bandas oligoclonales. Se inició tratamiento con dexametasona (12mg/día/IV) con posterior pauta descendente. Tras 20 días la RMN cerebral evidenciaba una reducción significativa de la lesión (fig. 1.4). Se realizó un PET cerebral con metionina, que sugirió linfoma cerebral (figs. 1.7 y 1.8). Se realizó biopsia de la masa cerebral. El estudio histológico evidenció un infiltrado granulomatoso focalmente necrosante con vasculitis linfocitaria (figs. 1.5 y 1.6). Las tinciones de Ziehl-Neelsen, PAS y plata, fueron negativas. Se realizó una TC toracoabdominal, gammagrafía con galio 67, y biopsia transbronquial, que descartaron sarcoidosis. Tres meses después, se evidenciaron úlceras orales y genitales. Se cursó HLA B51 que resultó positivo. Se orientó como NB y se inició tratamiento con pulsos mensuales de ciclofosfamida 1g/mes más dosis descendentes de glucocorticoides. Cinco meses después presentó un nuevo episodio de crisis comicial, se realizó una nueva RMN craneal que evidenció un aumento del tamaño de la lesión. Se suspendió ciclofosfamida por ineficacia, iniciándose tratamiento con azatioprina oral (2mg/kg/día) y se aumentó la dosis de prednisona a 30mg/día, con posterior pauta descendente. A los 4 meses, la RMN craneal no evidenció mejoría de la lesión, por lo que se decidió iniciar tratamiento con infliximab (3mg/kg/iv. cada 8 semanas). Tras 8 dosis de infliximab la masa cerebral disminuyó significativamente; pero la paciente experimentó artralgias difusas rechazando dicho tratamiento, que se sustituyó por adalimumab con buena tolerancia. En la actualidad 5 años después, se mantiene tratamiento con adalimumab 40mg/15 días subcutáneo, en monoterapia con buena tolerancia y sin progresión de su lesión cerebral, durante su evolución presentó episodios de úlceras bucales que se resolvieron con tratamiento sintomático.

Discusión

La presentación clínica del NB y su curso, constituyen un diagnóstico complejo5. Se distinguen 2 formas de presentación: la forma aguda con buena respuesta al tratamiento con glucocorticoide e inmunosupresores, y la forma progresiva o crónica (en la que se ha descrito elevación de niveles de IL-6 en LCR) y normalmente resistente a tratamiento con glucocorticoides, ciclofosfamida y azatioprina. En estos pacientes se ha observado una mejor respuesta a metotrexato o/y infliximab15–17. La presencia de lesiones en RMN cerebral compatibles con pseudotumores, constituye una forma de presentación muy poco frecuente de NB especialmente como forma de inicio de la enfermedad2,4. Las manifestaciones neurológicas de la enfermedad de Behçet aparecen de dos a cuatro años después de la primera manifestación clínica, no obstante, existen casos descritos en la literatura científica de NB, en los que las manifestaciones neurológicas preceden a otras manifestaciones de la enfermedad18,19. Por ello, el diagnóstico de EB ante la clínica de lesión única cerebral en ausencia de otros hallazgos como úlceras orales y genitales, resulta complicado.

El diagnóstico diferencial del NB incluye esclerosis múltiple, infecciones, enfermedad vascular y tumores. Tanto la TC como la RMN cerebral constituyen pruebas de imagen sensibles para el diagnóstico de lesiones, no obstante, la RMN aporta una mayor sensibilidad19. El hallazgo en una RMN cerebral se describe como lesiones hiperintensas en T2, de asiento predominantemente en la unión mesencéfalo-diencefálica y en los ganglios de la base3,20–22, aunque en ocasiones la lesión se describe en la sustancia blanca periventricular, lo que dificulta el diagnóstico diferencial con esclerosis múltiple. No obstante, existen múltiples localizaciones descritas en la literatura científica (tabla 1) e incluso presentación como masa hipointensa en T26. Para realizar el diagnóstico definitivo frente a una lesión tumoral, es necesario en ocasiones la realización de una biopsia cerebral, como en el segundo caso aportado.

Tabla 1.

Características clínicas de los casos descritos en la literatura

Autor  Edad (años)
Sexo 
Años evolución
Behçet 
Localización  Punción lumbar  Anatomía patológica  Evolución  Tratamiento 
Litvan14
1987 
51
30  Lesión parieto occipital izquierda  Proteinorraquia con cultivos negativos  ¿  Mejoría parcial  Glucorticoides 
Neudorfer14
1993 
27
Diagnóstico simultáneo  Núcleo lenticular derecho  ¿  ¿  Mejoría  Glucocorticoides 
Geny26
1993 
¿  ¿  Región tálamo-capsular  ¿  Inespecífica.
No tumoral. 
Mejoría  Glucocorticoides 
Dupin14
1996 
20
Diagnóstico simultáneo  Cerebelo  ¿  ¿  Mejoría  Glucocorticoides
Colchicina, azatioprina 
Visaga27
1996 
16
Unión bulbomedular hasta pedúnculo cerebral  No  No  Mejoría  Glucocorticoides.
Clorambucilo 
Yoshimura28
2001 
41
Varios  Región tálamo-lenticular izquierda  Pleocitosis  Inespecífica.
No tumoral 
Mejoría  Glucocorticoides 
Ben Taarit31
2002 
26
¿  Protuberancia y pedículo cerebral derecho  ¿  No  Mejoría  Glucocorticoides 
Imoto8
2002 
50
Diagnóstico simultáneo  Ganglios basales, tronco cerebral, y sustancia blanca  No  Células inflamatorias e infiltrado perivascular  Disminución tamaño  3 emboladas de glucocorticoides 
Park11
2002 
52
Diagnóstico simultáneo  Hemisferio cerebeloso derecho hasta tercer ventrículo  Linfocitos 25/uL, proteínas 300mg/dL, glucosa normal. No bandas oligoclonales. Anti CMV y herpes simplex negativos  Vasculitis linfocítica  Desaparición inicial.
Tres episodios de recidiva.
Muerte 
Glucocorticoides.
Azatioprina 
Tuzgen6
2003 
59
Diagnóstico simultáneo.  Región frontotemporal derecha.  No.  Gliosis, panvasculitis, trombosis, infarto extenso y proliferación vascular  Mejoría radiológica. Persistencia hemiparesia izquierda.  Escisión quirúrgica. 
  45
Tres meses  Unión mesodiencefálica izquierda  No  No  Mejoría  Glucocorticoides 
Bennett7
2004 
23
¿  Lóbulo temporal izquierdo invadiendo pedúnculo, tálamo, cápsula interna, ganglios basales, corona radiata posterior  No  Infiltrado inflamatorio perivascular  Mejoría clínico-radiológica  Glucocorticoides. Azatioprina 
Matsuo12
2005 
33
Ganglios basales  Pleocitosis 26mm3(mononucleares), niveles normales de glucosa y proteínas. No bandas oligoclonales  Gliosis reactiva con infiltrado inflamatorio  Mejoría  3 emboladas de glucocorticoides 
Schmolck30
2005 
39
Tálamo izquierdo  No  No  Mejoría
radiológica 
Dexametasona.
Bolos mensuales de ciclofosfamida 
Darmoul10
2006 
38
¿  Tálamo izquierdo  ¿  No  Mejoría radiológica  Glucocorticoides
Inmunosupresores 
Appenzeller4 2006  43
20  Tálamo derecho, núcleo lentiforme, área subtalámica y pedúnculo  No  Gliosis con astrocito gemistocítico  Desaparición masa  Dexametasona 4mg/día IV Metilprednisolona 1g/3 días IV
Prednisona 60mg/día VO.
Ciclofosfamida 
Kösters13
2006 
30
Diagnóstico simultáneo  Región frontoparietal  Celularidad, glucosa y proteínas normales. No células malignas  Vasculitis linfocítica de pequeño vaso  Mejoría  Dexametasona Azatioprina 
Heo9
2008 
47
10  Múltiples masas en región izquierda de puente y corteza parietal  No  Infiltrado perivascular linfocítico, necrosis focal, gliosis, histiocitos espumosos  Disminución tamaño masas  Glucocorticoides a dosis altas 
Varoglu29
2010 
38
¿  Mesencéfalo, ganglios de la base bilaterales, región límbico de la cápsula interna y centro semioval  No  No tumoral  Disminución tamaño tumoral  ¿ 
Bouomrani32
2010 
45
17  Tronco cerebral  ¿  No  Mejoría  Ciclosporina. Prednisona.
Ciclofosfamida 
Noel14
2012 
57
11  Capsulolenticular  Meningitis aséptica  ¿  Mejoría  Metilprednisolona ciclofosfamida 
  47
Pedúnculos ganglios de la base  ¿  ¿  Éxitus  Glucocorticoides, azatioprina ciclofosfamida 
  48
10 años  Capsulolenticular  Meningitis aséptica    Mejoría  Metilprednisolona ciclofosfamida 
  34
Diagnóstico simultáneo  Capsulotalámico    Necrosis con infiltrado inflamatorio con infiltrado por neutrófilos, linfocitos y macrófagos compatible con vasculitis  Mejoría  Metilprednisolona ciclofosfamida 
  30
Capsulolenticular  Meningitis aséptica  ¿  Mejoría  Prednisona ciclofosfamida 
Shapiro25
2012 
30
M
 
10  Pedúnculo
cerebral 
Pleiocitosis
Con cultivos negativos 
  Buena respuesta  Glucocorticoides
Infliximab y posteriormente
Tocilizumab con buena respuesta 
Martínez-Estupiñan24
2014 
23
Cerebelo  Meningitis aséptica  Cambios reactivos  Mala respuesta  Glucocorticoides
Azatioprina
Adalimumab posteriormente tocilizumab, cliclofosfamida, rituximab y plasmaferesis 

¿: desconocido

El estudio histológico de las biopsias de pseudotumores cerebrales en el NB, pone de manifiesto un infiltrado inflamatorio perivascular, gliosis, necrosis o pérdida neuronal7,8,11,23.

El tratamiento con glucocorticoides así como el empleo de otros fármacos inmunosupresores (ciclofosfamida o azatioprina), se acompaña de una rápida respuesta con disminución o incluso desaparición de la lesión.

Existen hasta la fecha 27 casos descritos en la literatura científica de lesiones pseudotumorales en el curso del NB (PubMed: 1987-2014, palabras claves: neuro-Behçet, pseudotumoral). En la tabla 1, se describen las características clínicas de los mismos. De los casos comunicados se sugiere que la lesión pseudotumoral se presenta más en varones (n: 18, 66,7%) que en mujeres, con una media de edad de presentación de 38 años (intervalo de 16-59 años), la localización más frecuente fue en el tálamo y núcleos de la base. Todos los pacientes descritos fueron inicialmente tratados con glucocorticoides a dosis altas, vía oral o intravenosa. Se asocian otros inmunosupresores tales como azatioprina, ciclofosfamida, metotrexate y clorambucilo.

Nuestro primer caso aportado respondió rápidamente a tratamiento con glucocorticoides y azatioprina, mientras que el segundo caso precisó tratamiento biológico con anti-TNFα, infliximab en primer lugar y posteriormente adalimumab. Este es uno de los pocos casos descritos en la literatura de uso de tratamiento biológico para el tratamiento de estos pacientes24,25.

Se debería considerar la lesión pseudotumoral del NB, en el diagnóstico diferencial de las masas cerebrales. Sobre todo ante una buena respuesta clínica tras el tratamiento con glucocorticoides. En ocasiones es necesaria la biopsia para confirmar su diagnóstico.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
G. Akman-Demir, P. Serdaroglu, B. Tasçi.
Clinical patterns of neurological involvement in Behçet's disease: evaluation of 200 patients. The Neuro-Behçet study Group.
Brain, 122 (1999), pp. 2171-2182
[2]
A. Al-Araji, D.P. Kidd.
Neuro-Behçet's disease: epidemiology, clinical characteristics, and management.
Lancet Neurol, 8 (2009), pp. 192-204
[3]
T. Simizu, G.E. Ehrlich, G. Inaba, K. Hayashi.
Behçet disease (Bechçet syndrome).
Semin Arthritis Rheum, 8 (1979), pp. 223-260
[4]
S. Appenzeller, R. de Castro, L.S. Queiroz, L. Madegan, C. Soledade, V.A. Zanardi, et al.
Brain tumor-like lesion in Behçet disease.
Rheumatol Int, 26 (2006), pp. 577-580
[5]
S. Farah, A. Al-Shubaili, A. Montaser, J.M. Hussein, A.N. Malaviya, M. Mukhtar, et al.
Behçet syndrome: a report of 41 patients with emphasis on neurological manifestations.
J Neurol Neurosurg Psychiatry, 64 (1998), pp. 382-384
[6]
S. Tuzgen, A.H. Kaya, D. Erdincler, S.A. Oguzoglu, O. Ulu, S. Saip.
Two cases of neuro-Behçet's disease mimicking cerebral tumor.
Neurol India, 51 (2003), pp. 376-378
[7]
D.L. Bennett, D.J. McCabe, J.M. Stevens, V. Misfud, N.D. Kitchen, G. Giovannoni.
Tumefactive neuro-Behçet disease.
Neurology, 24 (2004), pp. 709
[8]
H. Imoto, T. Nishizaki, K. Nogami, K. Sakamoto, S. Nomura, T. Akimura, et al.
Neuro-Behçet's disease manifesting as a neoplasm-like lesion case report.
Neurol Med Chir, 42 (2002), pp. 406-409
[9]
J.H. Heo, S.T. Lee, K. Chu, M. Kim.
Neuro-Behçet's disease mimicking multiple brain tumors: diffusion-weighted MR study and literature review.
J Neurol Sci, 264 (2008), pp. 177-181
[10]
M. Darmoul, M. Habib Bouhaouala, H. Smida, M. Hedi Dougui.
Pseudo-tumoral neuro-Behçet disease.
Rev Neurol, 162 (2006), pp. 643-647
[11]
J.H. Park, M.K. Jung, C.O. Bang, H.K. Park, K.B. Sung, M.Y. Ahn, et al.
Neuro-Behçet's disease mimicking a cerebral tumor: a case report.
J Korean Med Sci, 17 (2002), pp. 718-722
[12]
K. Matsuo, K. Yamada, K. Nakajima, M. Nakagawa.
Neuro-Behçet disease mimicking brain tumor.
Am J Neuroradiol, 26 (2005), pp. 650-653
[13]
K. Kösters, M.M. Boss, P. Wesseling, S.M. Smeets, A.J. van der Ven, S.J. Bredie.
An unusual cause of a cerebral tumour in a young patient.
Neth J Med, 64 (2006), pp. 152-163
[14]
N. Noel, M. Hutié, B. Wechsler, S. Vignes, D. Le Thi Huong-Boutin, Z. Amoura, et al.
Pseudotumoural presentation of neuro-Behcet's disease: Case series and review of literature.
Rheumatology (Oxford)., 51 (2012), pp. 1216-1225
[15]
H. Kikuchi, K. Aramaki, S. Hirohata.
Effect of infliximab in progressive Neuro-Behçet's syndrome.
J Neurol Sci, 272 (2008), pp. 99-105
[16]
N. Pipitone, I. Olivieri, A. Padula, S. D??angelo, A. Nigro, G. Zuccoli, et al.
Infliximab for the treatment of Neuro-Behçet disease: a case series and review of the literature.
Arthritis Rheum, 59 (2008), pp. 285-290
[17]
A. Borhani Haghighi, A. Safari.
Proposing an algorithm for treatment of different manifestations of neuro-Behçet's disease.
Clin Rheumatol, 29 (2010), pp. 683-686
[18]
N. Kocer, C. Islak, A. Siva, S. Saip, C. Akman, O. Kantarci, et al.
CNS involvement in neuro-Behçet syndrome: an MRI study.
Am J Neuroradiol, 20 (1999), pp. 1015-1024
[19]
E.T. Tali, S. Atilla, T. Keski, T. Simonson, S. Isik, W.T.C. Yuh.
MRI in neuro-Behçet's disease.
Neuroradiology, 39 (1997), pp. 2-6
[20]
J. Duran, M. Jurado, S. Jacobelli, G. Eymin, E. Castiglione, R. Valenzuela, et al.
Pseudotumor cerebri secondary to Behçet disease. Report of one case.
Rev Med Chil, 138 (2010), pp. 334-337
[21]
D. Kidd, A. Steuer, A.M. Denman, P. Rudge.
Neurological complications in Behçet's syndrome.
Brain, 122 (1999), pp. 2183-2194
[22]
A. Khaled Bouden, O. Cherif, F. Boussama, L. Rokbani, M.H. Daghfous.
Diagnostic imaging in neuro-Behçet's disease. Report of 5 cases.
Tunis Med, 77 (1999), pp. 562-571
[23]
S. Hirohata.
Histopathology of central nervous system lesions in Behçet's disease.
J Neurol Sci, 267 (2008), pp. 41-47
[24]
L. Martinez-Estupiñan, F.J. López Longo, I. Monteagudo, L. Carreño Pérez.
Síndrome neurológico pseudotumoral de la enfermedad de Behçet en un paciente tratado con bloqueadores del factor de necrosis tumoral.
Med Clin (Barc), 144 (2015), pp. 235-236
[25]
L.S. Shapiro, J. Farrell, A. Borhani Haghighi.
Tocilizumab treatment for neuro-Behçet's disease, the first report.
Clin Neurol Neurosurg., 114 (2012), pp. 297-298
[26]
C. Geny, P. Cesaro, F. Heran, J.P. Nguyen, J. Poirier, J.D. Degos.
Pseudotumoral neuro-Behçet's disease.
Surg Neurol, 39 (1993), pp. 374-376
[27]
M. Visaga, P. Campos, E. Bancalari, F. Romero, H. Hernández, A. Berrocal, et al.
Neurobehçet pediátrico. Presentación de un caso y revisión de la literatura.
Rev Med Hered, 7 (1996), pp. 178-181
[28]
J. Yoshimura, M. Toyama, Y. Sekihara, S. Tamatani, H. Nagai, S. Fujita, et al.
Neuro-Behcet disease mimicking a thalamic tumor.
No Shinkei Geka, 29 (2001), pp. 527-531
[29]
A.O. Varoglu.
A case of Neuro-Behçet disease mimicking gliomatosis cerebri.
Am J Neuroradiol, 31 (2010), pp. E1
[30]
H. Schmolck.
Large thalamic mass due to neuro-Behçet disease.
[31]
C. Ben Taarit, S. Turki, H. Ben Maïz.
Pseudotumoral neurobehçet: a case report.
J Mal Vasc, 27 (2002), pp. 93-95
[32]
S. Bouomrani, S. Hammami, R. Braham, S. Mahjoub.
Ciclosporin-associated cerebral tumor-like location of Behçet's disease.
Rev Neurol, 166 (2010), pp. 849-854
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Reumatología y Colegio Mexicano de Reumatología
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.